“Engagement” es uno de los conceptos más repetidos dentro del marketing digital. En concreto, se usa para designar el nivel de compromiso existente entre la audiencia de una marca y la propia marca. Es decir, cómo responden los seguidores de la misma a las diferentes comunicaciones que esta desarrolla.

Aunque interviene en todas ellas, es cierto que existen entornos donde el engagement es más importante de medir, como es el caso de las redes sociales. ¿Cuánto interactúa tu audiencia con tus publicaciones? ¿Pulsan en compartir? ¿Le dan likes? ¿Comentan? Eso es esencialmente el engagement. Continuemos.

Que significa

El engagement es interacción. Así, decimos que una marca cuenta con un gran nivel de engagement cuando los usuarios responden muy activamente a sus publicaciones y sus comunicaciones en la red. Dicho de otra manera, los mensajes de una empresa con mucho engagement no pasan desapercibidos.

Y lógicamente ese engagement no surge de la nada. En realidad, es la consecuencia de una confianza, de una empatía con los valores de la marca y de un interés en sus contenidos evidente. El resultado de un alto nivel de engagement sostenido en el tiempo son relaciones marca-audiencia muy sólidas y profundas.

¿Por qué es importante?

Casi resulta innecesario explicarlo. Al fin y al cabo, una vez conoces qué es el engagement, inevitablemente lo deseas para tu marca. ¿Por qué no querrías que los posts de tu blog fueran muy leídos y compartidos? ¿Es posible que no desearas que tus publicaciones en Instagram fueran muy comentadas?

Además, las consecuencias del engagement, como hemos dicho, son unas relaciones muy saludables y muy fuertes con la audiencia. Y eso tiene muchos beneficios a corto, medio y largo plazo. Para empezar, una base a partir de la cual desarrollar una estrategia de comunicación digital más arriesgada.

Como se consigue

En marketing digital no existen recetas universales. Esta es la verdad. Pero es obvio que hay pequeñas cosas que puedes realizar para acercarte un poquito al objetivo. Entre ellas, publicar contenido de calidad. Porque no importa lo bonito que tengas tu Facebook, las horas en las que publiques o las etiquetas que utilices: sin un contenido de calidad el camino está cuesta arriba. Es lo que marca realmente la diferencia.

Además, también es importante que construyas una página web potente, que desarrolles un blog de calidad, que crees contenidos en diferentes formatos que no obvien los contenidos audiovisuales, que aproveches la tendencia de turno, que interactues con la actualidad y, por encima de todo, que adoptes el tono clave que necesita tu audiencia para sentirse cómoda. Comprenderla es fundamental para seducirla.

Que significa engagement

Cómo medir el engagement en Marketing

Probablemente sea la mayor ventaja del marketing digital frente al marketing convencional: una facilidad a la hora de medir los resultados de las acciones impresionante. Y en el caso del engagement, ahora que sabes qué significa engagement, puedes imaginar que no es una excepción. La pregunta es: ¿cómo conseguimos la medición del engagement en marketing digital? Mediante herramientas especializadas.

Así, lo primero que deberás hacer es seleccionar un entorno concreto de comunicación. Luego selecciona las métricas y los indicadores claves de rendimiento más adecuadas. Por último usa herramientas como Google Analytics, Hootsuite o Metricool. Todas ellas te proporcionarán información muy valiosa acerca del nivel de engagement de tu audiencia con tu contenido y con tu marca. Puedes trabajar con eso.

Redes sociales

Lo decíamos antes y lo volvemos a repetir: las redes sociales son el entorno del engagement por excelencia. Después de todo, son entornos desarrollados precisamente para la interacción. Los usuarios tienen un arsenal de acciones a su disposición para relacionarse con los contenidos y con las cuentas.

Y hay que aprovechar eso. De hecho, y si lo trabajas de la manera óptima, tus cuentas en esas plataformas se pueden convertir en el motor de tu estrategia de engagement. Es decir, que puede ayudarte a disparar las interacciones generales de tu audiencia con tu marca. Por eso debes cuidarlas tantísimo.

Facebook

Lo más importante para potenciar el engagement en Facebook es publicar contenido de calidad. Sentimos la repetición, pero es un mensaje que debe calar profundamente en ti: con contenidos pobres, con contenidos que ya publican otras personas o que no aportan nada diferencial, no hay nada que hacer. Para triunfar debe alcanzarse la creatividad. Las personas suelen responder a ella.

Twitter

También debes tener en cuenta el efecto retroalimentación de los algoritmos de las redes sociales. Y es que, cuanto más engagement recibes, mejor posicionamiento tendrás en los feeds de los usuarios y en la sección de exploración, lo que aumenta notablemente las oportunidades de engagement por parte de tus usuarios y de otros usuarios de la plataforma. Triunfar te ayuda a triunfar.

como medir el engagement en marketing

Linkedin

Las cosas no son diferentes en Linkedin. Si tienes una cuenta de empresa, publicas una oferta de trabajo y el engagement es pobrísimo, tienes un problema. La buena noticia es que tiene solución. No es sencilla, puesto que debes reformular tu cuenta y la estrategia de contenidos, pero está ahí, lista para ser implementada. No renuncies a ello. Necesitas el engagement para sobrevivir y prosperar.

Instagram

Instagram, como el resto de plataformas sociales, cuenta con herramientas internas que permiten que todas las cuentas de empresa puedan medir ciertos parámetros relacionados con el engagement. Y si necesitas de más información, siempre puedes utilizar algunas de las herramientas especializadas nombras antes, como Hootsuite o Metricool. Descubre en qué lugar estás para poder avanzar.

Blog

El blog de empresa es una herramienta particularmente especial para el engagement. Un entorno en el que puedes conectar con tu audiencia a través de contenidos que le molen y expresados en un lenguaje común y cercano a ella. Además, con Google Analytics puedes medir el grado de engagement en el mismo.

En concreto, basándote en métricas tan importantes como la tasa de rebote, la duración de las sesiones, las páginas visitadas por sesión, la tasa de conversiones o el número de clics en backlinks. Luego optimiza los contenidos, el diseño del blog y demás elementos hasta alcanzar los números deseados.

Clientes

Cuando explicamos qué es el engagement en marketing hablamos de la interacción de las audiencias de una marca con la propia marca. Pero “audiencia” es un término muy genérico que engloba a muchos perfiles de usuarios en internet diferentes. Entre ellos se encuentran los clientes. Y son fundamentales.

Por eso existen métricas específicas para medir el nivel de engagement de los clientes. Entre ellos el número de usuarios activos mensuales, la frecuencia de utilización de productos y servicios o las menciones hacia la marca que realizan. Todo ello define bastante bien el nivel de compromiso que muestran.

Consejos para mejorar tu engagement

En definitiva, el engagement resulta indispensable para una marca. De hecho, es una de las claves del éxito o el fracaso en internet, y especialmente en entornos como los blogs o las redes sociales. ¿Pero qué más puede hacerse para mejorar el engagement y salir de la intrascendencia? Muchas cosas. Entre ellas, aprovechar las herramientas de las redes para publicar contenidos muy variados.

Por ejemplo, no te quedes solo con las publicaciones de Instagram: aprovecha las stories, las encuestas o los directos. Y no utilices solo Instagram. Sácale partido también a TikTok, a Twitter y a Pinterest si puedes. Esa es la dinámica: estar donde debas estar con las hechuras que debas tener y diciendo lo que debes decir.